Home » Ciencia Y Tecnología » Ataque rebelde al aeropuerto de Damasco y la ONU denuncia “matanzas incesantes”

Ataque rebelde al aeropuerto de Damasco y la ONU denuncia “matanzas incesantes”

Damasco

El aeropuerto internacional de Damasco fue objetivo este jueves de un raro ataque con mortero de los rebeldes, según los medios oficiales, mientras la ONU denunció “las matanzas incesantes” en Siria.

Los disparos fueron de dos obuses de mortero que retrasaron tres vuelos y causaron un herido, anunció el ministro de Transportes sirio, Mahmud Said, citado por la televisión pública. Es uno de los pocos ataques contra el aeropuerto desde el comienzo de una revuelta en Siria en marzo de 2011 que se fue transformando en guerra civil.

“Un obús cayó en las inmediaciones del aeropuerto, cerca de la pista, retrasando el aterrizaje de dos aviones provenientes de Latakia (noroeste de Siria) y de Kuwait y el despegue de un avión con destino a Bagdad”, afirmó el ministro, que acusa a los “terroristas”, un término con el que el régimen designa a los rebeldes. “Ninguno de los pasajeros resultó herido”, precisó. Según él, otro obús alcanzó a uno de los almacenes e hirió a un obrero.

En un nuevo informe, la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, denunció “las matanzas incesantes” y se refirió a a más de 5.000 muertes documentadas cada mes desde julio” de 2012. Los rebeldes sirios tomaron este jueves el control de una posición estratégica del ejército que se encuentra a medio camino entre Damasco y Alepo (norte) después de encarnizados combates, apoderándose de armas y municiones, informa el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

“Los insurgentes tomaron el control de una posición militar en las inmediaciones de la localidad de Morek, en la provincia de Hama, y se apoderaron de armas y de municiones después de violentos combates de madrugada”, según el OSDH, que se informa gracias a una red de activistas y de fuentes médicas civiles y militares en el país.

Al menos seis soldados murieron en los combates, precisó. El Ejército envió refuerzos para reconquistar la posición que, según el OSDH, fue bombardeada por las fuerzas regulares.

“Esta posición es importante porque se sitúa en la principal carretera de abastecimiento del Ejército hacia Alepo”, afirmó a AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. El OSDH también informó de combates entre rebeldes y soldados en Barzé, un barrio situado en el norte de Damasco donde el ejército intenta sofocar a la rebelión.

Más de 93.000 personas, entre ellas al menos 6.500 niños, murieron desde el comienzo en marzo de 2011 de una revuelta contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, que con el tiempo se fue transformando en una guerra civil, informó este jueves la ONU en un informe.

Frente a las recientes victorias del ejército sirio sobre los rebeldes, un encuentro está previsto el sábado en Turquía entre representantes de los países aliados de la oposición y el jefe del Consejo militar supremo del ejército sirio libre, Selim Idriss, para discutir sobre una “aplicación concreta” de la ayuda a la rebelión. Los medios prorégimen afirmaron el domingo que las tropas gubernamentales se preparaban al asalto de esta ciudad del norte para aplastar a la rebelión.

En otro frente, el ejército y Hezbolá libanés tomaron por asalto el pueblo de Husseiniyé, en la provincia de Homs (centro), “donde persiguen todavía a los rebeldes”, según la OSDH.

Husseiniyé se sitúa cerca de la región de Quseir, que cayó la semana pasada en manos del ejército gracias en especial al Hezbolá, una participación denunciada por los países occidentales y del Golfo y que agrava las tensiones confesionales en Siria, país de mayoría sunita, y en el Líbano.

Desde la caída de Quseir, Washington, París, Londres, Ankara y Riad aumentan los encuentros y contactos para ayudar a los rebeldes. “Es necesario que cese este avance antes de Alepo”, subrayó el miércoles el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius.

Según una fuente occidental, representantes de los países pro oposición se entrevistarán el sábado en Estambul con el general Idriss, considerado un interlocutor de confianza por los occidentales. Necesita “dinero, municiones y armas” para solidificar su liderazgo y ganar credibilidad entre los combatientes, según esta fuente.

afp, foto- SMGG

Leave a Reply

*

code

© 2013 El Nacional · RSS · Designed by El Nacional