Home » Internacional » Celebraciones en Malabo

Celebraciones en Malabo

reportaje-negritos

El día 12 de octubre en Guinea Ecuatorial, uno de los países del continente africano poco conocidos hasta hace poco, celebraron el Día de la Independencia. En la capital Malabo, se celebró un desfile, en el cual participaron no sólo los militares, sino también muchos ciudadanos de Guinea Ecuatorial

Hace 45 años la antigua colonia española se convirtió en un país libre. Sin embargo casi de inmediato entró bajo el poder del dictador Macías. En el año 1978 en el país se estalló el golpe de libertad. Macías fue derrocado. El nuevo Presidente Obiang Nguema Mbasogo se dirigió a la construcción de una sociedad libre y democrática. El país empezó a cambiar. Y cuanto más tiempo pasaba – más cambiaba. Siendo anteriormente el país más pobre de África, ahora Guinea Ecuatorial tiene un PIB per cápita igual al español o de Grecia – más de 30 mil dólares.

A mediados de los años 1990 en aguas territoriales de Guinea Ecuatorial encontraron petróleo. Mucho petróleo. Más de 1,1 mil millones de barriles son sólo las reservas probadas. Algunos expertos dicen que en el Golfo de Guinea puede haber hasta el 10 por ciento de las reservas mundiales de petróleo. Prácticamente es un segundo Kuwait. Sólo que a diferencia del Golfo Pérsico, es una región tranquila y de fácil acceso por el mar a Europa y América.

No hay nada raro en el hecho que petróleo fue encontrado. La intriga es otra. Como se sabe, la mayoría de países pobres, ricos en petróleo, siguen siendo pobres. En Guinea Ecuatorial la situación es diferente. Los petrodólares no se invierten en palacios, construidos entre las chabolas de un pueblo empobrecido, sino en proyectos de la infraestructura.

A día de hoy las carreteras, construidas en la jungla, son mejores que las europeas; los aviones de la compañía local realizan vuelos transcontinentales, se construyen nuevos aeropuertos y pistas de aterrizaje; en los territorios conseguidos del mar, aparecen nuevos amarres, terminales de contenedores, paseos marítimos  y hoteles; las centrales eléctricas construidas en ríos de montaña ya producen electricidad; funcionan programas de reubicación de habitantes de viejos poblados  municipales a nuevas casas modernas.

Así es la llamada vivienda social. Un amplio apartamento de dos habitaciones vale aquí alrededor de 20 mil dólares. El pago a plazos y sin intereses.

Y estas son los barrios antiguos de Malabo. La ciudad se ubica en la isla Bioco, la cual fue nombrada Fernando Po por los portugueses que la descubrieron. Antiguamente la llamaban «La isla del diablo» – supuestamente por el carácter salvaje de la naturaleza y las duras condiciones de vida.

En cambio ahora los viajeros extranjeros dicen que Malabo es una de las ciudades más amables de África Central. Los barrios históricos aún preservan el encanto de la arquitectura del estilo colonial incomparable, pero el efecto de la globalización y progreso están presentes. No es ninguna casualidad que la revista británica “Economist” está definiendo a   Guinea Ecuatorial como el país con el mayor crecimiento de la economía en África.

En las calles de la ciudad hay muchos extranjeros de todo el mundo: trabajadores de la industria de petróleo, constructores, comerciantes, marineros. Podemos oír hablar en español, inglés, francés, chino, árabe. Hay muchos ciudadanos de otros países africanos que vienen a Guinea Ecuatorial en busca de una vida mejor. Hay trabajo para todos.

– Me gusta Guinea Ecuatorial, – dice Suaré, propietario de un taller de costura. Es oriundo de Guinea-Conakri. Los cinco empleados de su taller también son extranjeros. — Aquí las personas tienen mucho dinero, – comenta Suaré, – y el gobierno no pone pegas en montar negocios.

– La vida aquí es muy confortable, – dice Ibrajim, que junto con su hermano es propietario de varias tiendas de ropa en el centro de Malabo. Ibrahim llegó de Mali. Él dice que las condiciones para hacer negocios en Guinea Ecuatorial son mucho mejor que en su patria.

Y este es uno de los mejores restaurantes de Malabo. Cada día aquí hay pescado fresco y moriscos. Lo pescan pescadores de Nigeria, que lo suministran al restaurante, donde trabajan cameruneses, excepto el cocinero chef que vino desde Benín. Es así Guinea Ecuatorial moderna.

Sin embargo parece que el Presidente Obiang no está contento con la situación actual. “El petróleo antes o temprano se terminará, por eso hay que aprender a trabajar”, – no se cansa de repetir el jefe del estado.

Entre las prioridades expuestas por el Presidente está el turismo, la agricultura y la educación.

Este es el futuro de Guinea Ecuatorial. Una realidad que marca diferencia entre Guinea Ecuatorial y muchos de países vecinos: en las calles de Malabo y otras ciudades ecuatoguineanas no hay niños mendigos.  Los niños de aquí, con mucho gusto entran en una charla y están dispuestos de posar para que le sacan fotos, pero no te piden nada a cambio. A no ser que sea, llevarlos desde la escuela hacia la aldea, como esta divertida compañía.

Algunos periodistas afirman que la mayoría de los ecuatoguineanos malviven con 2 dólares al día. Es difícil de creer que alguien de estos reporteros realmente estuviera en este país. O puede ser que por alguna razón no prestaron atención a las filas de automóviles siniestrados que fueron abandonados al margen de la carretera por sus dueños que prefieren comprar un coche nuevo, en vez de amargar su vida con la reparación de los averiados. Quizá no todos los que escriben en la prensa sobre Guinea Ecuatorial prefieren ver la realidad como es evitando los estereotipos de la propaganda anti guineana.

El problema principal de Guinea Ecuatorial es   la inmadurez de la mentalidad de muchos ecuatoguineanos que de noche a la mañana se convirtieron en prósperos ciudadanos del nuevo “Kuwait africano”. El presidente Obiang   es la persona que quiere que se maduren cuanto antes.

La independencia y actividad incansable del Presidente Obiang en defensa de los intereses nacionales es el motivo principal de las campañas de acoso y difamación contra su persona llevadas a cabo por algunos medios de comunicación occidentales. Pero nadie es capaz de hacer parar al Presidente Obiang en su lucha contra cualquier vestigio del neocolonialismo en África. El Presidente Obiang esta consiente que los pueblos de África deben decidir su futuro por ellos mismos. Sin embargo en África, Obiang goza de una gran autoridad. El año pasado fue elegido Presidente de la Unión Africana, su país regularmente se convierte en lugar de celebración de cumbres africanas. Y aquí a la celebración del día de la independencia llegaron los presidentes y jefes de gobiernos de prácticamente todos los países de África Central, lo que demuestra el creciente papel de Guinea Ecuatorial en los asuntos del continente.

La armada de Guinea Ecuatorial se ha convertido en un factor importante de la estabilidad regional en el Golfo de Guinea. Las aguas territoriales del país ocupan una superficie de 350 miles de kilómetros cuadrados (frente a 28 mil kilómetros en la tierra), y los piratas que aterrorizan a los marineros y petroleros en las aguas de los países vecinos no se atreven a violar las fronteras marítimas de Guinea Ecuatorial.

La fragata “Wele-Nsaz”, que lleva el nombre de una de las provincias del país, fue   construida en los astilleros de Malabo. Su botadura fue un gran acontecimiento. Simboliza el nacimiento de una nueva potencia marítima en África.

Video sobre Guinea Ecuatorial:

Leave a Reply

*

code

© 2013 El Nacional · RSS · Designed by El Nacional