Home » Ciencia Y Tecnología » Investigan el descarrilamiento de un tren en Nueva York

Investigan el descarrilamiento de un tren en Nueva York

 

metro

Los expertos investigaban este lunes las causas del espectacular descarrilamiento de un tren suburbano en Nueva York, en el que murieron cuatro personas y 67 resultaron heridas, terminando un vagón al borde de un río de aguas congeladas.

Once de los heridos están en estado grave y 56 sufrieron daños menores, precisaron los bomberos. Tres de las víctimas mortales fueron halladas fuera del tren y una, en su interior.

Los muertos son dos hombres y dos mujeres de entre 35 y 59 años, todos nacidos en el estado de Nueva York y ciudadanos norteamericanos, según la Autoridad de los Transportes de Nueva York (MTA).

El accidente ocurrió a las 07H20 locales (12H20 GMT) del domingo, cuando el tren trataba de tomar una curva, poco antes de la estación de Spuyten Duyvil, al norte de Manhattan, en la confluencia de los ríos Hudson y Harlem.

Según el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, los trenes deben reducir su velocidad en ese punto y pasar de los 112 km/h a 48 km/h, pero varios pasajeros afirmaron que el convoy iba “mucho más rápido” al llegar a la curva.

Los siete vagones del tren descarrilaron, en momentos en que transportaban a unos 150 pasajeros. Cuatro vagones se salieron de la vía y terminaron inmovilizados en un espacio boscoso cercano. Uno de ellos quedó detenido a tan sólo unos metros del río Harlem, que separa el Bronx del norte de Manhattan y cuyas aguas se encuentran congeladas en este época del año.

El tren había partido la ciudad de Poughkeepsie (en el estado de Nueva York, al norte de la ciudad) un poco antes de las 06H00 locales y debía llegar a la estación Grand Central hacia las 07H43 locales.

Un escenario de pesadilla

Los pasajeros describieron un escenario de pesadilla: los vagones se sacudieron, luego volcaron, como a cámara lenta, en medio de gritos, polvo, piedras y escombros.

Los heridos tienen miembros fracturados, heridas en la columna vertebral, en el cuello y en la cabeza.

Los investigadores de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB), la autoridad federal de la seguridad en el transporte, llegaron al lugar a mitad de la jornada. Permanecerán en el terreno durante una semana a diez días, precisó el responsable de la investigación, Earl Weener. La investigación se ocupará de las vías, la señalización, los frenos, la mecánica, los procedimientos, pero también de las razones por las que los pasajeros resutaron muertos o heridos.

Agregó que se habían encontrado los registros del tren y que su tripulación, en particular su conductor, serán interrogados en los próximos días.

“Nuestra misión es no sólo comprender lo que ocurrió, sino también qué ocurrió para evitar que vuelva a ocurrir”, declaró Weener.

Se recurrirá a una grúa para volver a darle la vuelta a los vagones, señaló el gobernador Cuomo.

La ‘caja negra’ del tren podría facilitar la comprensión de lo sucedido. “Permitirá saber a qué velocidad circulaba el tren y si el conductor frenó”, dijo Cuomo, en respuesta a las informaciones no confirmadas según las cuales los frenos no funcionaron.

El conductor del tren ya ha sido interrogado y se encuentra hospitalizado “en estado estacionario” y consciente, dijo a los periodistas el jefe de la Policía de Nueva York, Ray Kelly.

Según el diario The Times, que cita a un alto funcionario municipal que pidió mantenerse en el anonimato, el conductor del tren hizo referencia al mal funcionamiento de los frenos, pero el funcionario afirmó que esa información debía ser verificada.

La locomotora diesel estaba al final del convoy, que empujaba.

Los submarinistas enviados para inspeccionar las aguas del río Harlem para asegurarse de que ningún pasajero hubiera salido propulsado del tren no encontraron víctimas.

Un tren de carga había descarrilado en el mismo tramo en julio, pero Cuomo aclaró que “no era exactamente en el mismo lugar”, aunque ese extremo será considerado en el marco de la investigación.

El accidente se produjo en el fin de semana posterior a la fiesta tradicional de Acción de Gracias, que tuvo lugar en Estados Unidos el jueves, cuando miles de estadounidenses viajan para reunirse con sus familiares en otros estados.

afp, foto-bbc.co.uk

Leave a Reply

*

code

© 2013 El Nacional · RSS · Designed by El Nacional