Home » Internacional » La justicia francesa inculpa a Salah Abdeslam por los atentados de París

La justicia francesa inculpa a Salah Abdeslam por los atentados de París

image-doc-a115z-data

El único superviviente de los comandos que perpetraron los atentados de París, Salah Abdeslam, fue entregado este miércoles por las autoridades belgas a Francia, donde fue inculpado por un juez de asesinato en relación con empresa terrorista y asociación de malhechores, informó su abogado.
En su primera comparecencia en el Palacio de Justicia de París, Abdeslam dijo al juez antiterrorista que lo interrogó que contestaría “posteriormente”, informó su abogado francés Frank Berton, que señaló que será interrogado el 20 de mayo.
Abdeslam “fue entregado esta mañana a las autoridades francesas” en cumplimiento de la orden de detención europea emitida contra él el 19 de marzo por Francia, anunció la fiscalía federal belga en un comunicado.
El sospechoso fue trasladado por vía aérea bajo escolta de la unidad de élite de la gendarmería francesa (GIGN), precisaron fuentes cercanas al caso, y llegó a Francia a las 09H05 (07H05 GMT).
El acusado, de nacionalidad francesa pero criado en Bélgica, fue inculpado también de uso de armas y explosivos, y de secuestro, por su supuesta conexión con los hechos en la sala de conciertos Bataclan, en la que dos de sus cómplices secuestraron a decenas de personas tras haber cometido una masacre.
Abdeslam es supuestamente el único superviviente de los protagonistas directos de los ataques del 13 de noviembre en la capital francesa, en los que murieron 130 personas. Durante esa noche, o en posteriores enfrentamientos con la policía, murieron nueve asaltantes en total.

Fue colocado en detención provisoria.
El ministro francés de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, había informado que será llevado a la zona de aislamiento de una prisión en las afueras de París.
“Estará en manos de un equipo de vigilancia especial, compuesto de vigilantes aguerridos, formados en la detención de personas consideradas peligrosas. Un cierto número de medidas ya han sido tomadas para que su entorno sea seguro”, dijo Urvoas.
Está en una celda que posee una cámara de vigilancia.
Abdeslam, de 26 años, fue detenido el 18 de marzo en el barrio Molenbeek de Bruselas, donde se crió, después de cuatro meses de fuga. Las autoridades francesas habían emitido contra él una orden de detención europea para que fuera trasladado a Francia.
Fue él quien alquiló dos de los tres vehículos utilizados por los atacantes así como un departamento en la periferia de París, del que partieron algunos de autores de los atentados.
También llevó en automóvil a los tres kamikazes que se hicieron estallar en los alrededores del Estadio de Francia, en el que se disputaba un partido de fútbol entre Francia y Alemania en presencia de decenas de miles de personas, entre ellas el presidente francés, François Hollande.
– ‘Un actor principal’ –
Después, los hechos son menos claros. Al final de ese día estacionó el vehículo en el distrito XVIII de París, un barrio citado por la organización Estado Islámico (EI) en su reivindicación de los ataques, pese a que no tuvo lugar ninguno, lo que hace sospechar que había previsto otro atentado en ese sector.

Luego Abdeslam abandonó un cinturón explosivo en Montrouge, en periferia sur de la capital, y de madrugada huyó con dos amigos que viajaron desde Bélgica a buscarlo.
En su primer interrogatorio en Bélgica, Abdeslam trató de minimizar su papel en los atentados, afirmando que iba a hacerse estallar en el Estadio de Francia pero que renunció a hacerlo.
“Todo el mundo, comenzando por el procurador de la República en París, lo consideran como uno de los principales, o incluso como el principal organizador de los ataques de París, pero él no tiene de ninguna manera los medios intelectuales”, dijo al diario La Libre Belgique, su abogado durante el proceso en Bruselas, Sven Mary.
También es sospechoso de haber desempeñado un papel en la formación de los comandos, ya que fue visto junto a sus miembros en diferentes países de Europa en los meses previos al ataque.
“Es un pobre idiota de Molenbeek, surgido de la delincuencia menor, más bien un seguidor más que un líder. Tiene la inteligencia de un cenicero vacío”, dijo Mary en una entrevista al diario francés Libération.
A través de Mary, Abdeslam aseguró que no estaba al tanto de los atentados de Bruselas. Pero la policía lo vinculó con tres hombres que se hicieron estallar ese día y estos tenían a su vez nexos con los atentados del 13 de noviembre.
En tanto, Georges Salines, presidente de la asociación de víctimas “13 de noviembre: fraternidad y verdad”, que perdió a su hija en el ataque considera que Abdeslam fue un actor principal.
“Él sabe muchas cosas. Ha hecho muchas declaraciones para decir que quería y que iba a hablar, espero que mantenga esta actitud”, dijo.

Leave a Reply

*

code

© 2016 El Nacional · RSS · Designed by El Nacional