Home » Ciencia Y Tecnología » La ultrasecreta NSA, una agencia cada vez más influyente en EEUU

La ultrasecreta NSA, una agencia cada vez más influyente en EEUU

Porter Goss, George W. Bush

Más confidencial que la CIA, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), señalada por interceptar las comunicaciones internas de la Unión Europea y otros aliados de Estados Unidos, tiene a su cargo el sector clave de los servicios de espionaje electrónico.

Está considerada como la agencia más poderosa dentro del grupo de 16 organismos del espionaje coordinados por el DNI, el Director Nacional de Inteligencia. Con el auge de internet y de las tecnologías de la información, la intervención de las comunicaciones y los datos se ha convertido en la principal fuente de información.

La NSA realiza precisamente ese trabajo en la sombra, mientras la CIA, mucho más cinematográfica, se encarga del trabajo sobre el terreno. Estos nuevos agentes secretos son principalmente especialistas de redes informáticas, ingenieros y matemáticos, además de traductores y analistas.

Basada en Fort Meade (Maryland), la NSA se creó en medio del mayor secretismo en 1952 por el presidente Harry Truman y su existencia fue reconocida años más tarde. Su confidencialidad es tal que sus siglas se han traducido por “No Such Agency” (“una agencia que no existe”).

 

El alcance de su presupuesto no es público, pero se considera que es el más importante de todos los servicios de inteligencia estadounidenses. Según Dana Priest y William Arkin, autores del libro de investigación ‘Top secret America’, a partir del 11 de septiembre de 2001, sus medios financieros se multiplicaron por dos y medio.

El presupuesto total de las 16 agencias de inteligencia es de 52.600 millones de dólares para 2013. Esta cifra no incluye los 21.500 millones de dólares atribuidos al espionaje militar.

También se desconoce el número de empleados de la NSA, aunque su director adjunyo, Jophn Inclis, afirmó en tono de burla en el año 2012 que la cifra se situaba “entre 37.000 y mil millones” de personas. En 2011, la NSA admitió que ese año pretendía contratar a 1.600 personas.

Además, según los datos de Priest y Arkin, 484 empresas trabajan para la agencia de inteligencia electrónica, como el propio Edward Snowden.

El joven analista de Booz Allen Hamilton es el responsable de las filtraciones que han puesto en jaque al gobierno de Barack Obama.

Desde su creación, la NSA se ha especializado en criptografía para proteger los códigos estadounidenses y penetrar los de otros países. También lleva adelante la lucha contra los ataques informáticos y tiene mecanismos para pasar a la ofensiva, de hecho su director desde 2005, el general Keith Alexander, es también el responsable del ‘cibercomando’ encargado de operaciones de guerra informática.

En 1975, su operación ‘Shamrock’ (‘Trébol’) de vigilancia de las redes telegráficas de las empresas estadounidenses le permitía interceptar 150.000 mensajes al año. Actualmente, la NSA intercepta y almacena 1.700 millones de correos electrónicos, conversaciones telefónicas y otros, según los autores de ‘Top secret America’.

Con el objetivo de administrar y guardar esa cantidad de información, la agencia construye en el desierto de Utah (oeste) un gigantesco complejo de unos 2.000 millones de dólares, según James Banford, de la revista especializada Wired.

Banford considera que la NSA “se ha convertido en la agencia más importante, más secreta y potencialmente más intrusiva jamás creada”.

Los dirigentes europeos se muestran estos días ofendidos por las supuestas escuchas de sus comunicaciones. Sin embargo, existían numerosos precedentes, como en el año 2000, cuando el Parlamento Europeo protestó por la creación de la red de escuchas Echelon, en la que participaba Gran Bretaña.

AFP, foto- Yung_Wun

Leave a Reply

*

code

© 2013 El Nacional · RSS · Designed by El Nacional